dilluns, 13 d’octubre de 2008

La Sala Roberto Bolaño

El pasado sábado 4 de octubre, tuvo lugar en Blanes un homenaje a Roberto Bolaño, en el cual se descubrió una placa que dará su nombre a una sala contigua, dentro de la Biblioteca Comarcal de Blanes. Este acto, que coincide con los cinco años de la muerte del autor de "Los detectives salvajes", nació rodeado de la polémica, pues la idea original había sido bautizar a la biblioteca con su nombre, atendiendo a la realidad objetiva de que en Blanes no ha habido otro escritor de semejante talla universal. El hecho es que luego de años de debate, se decidió dedicarle sólo una sala, por la sencilla razón de ser Bolaño de origen latinoamericano, y no catalán, a pesar de haber vivido 20 años allí y de haber dejado una mujer y dos hijos. A continuación ofrecemos dos crónicas de lo sucedido aquel día, firmadas por Juan Varias García y por Enrique Vila-Matas. Y que cada uno saque sus propias conclusiones.

13 comentaris:

Anònim ha dit...

¡Olé por tu intervención en el homenaje a Bolaños, Jorge! Qué bien, qué bien... y triste también que se discrimine por motivos nacionalistas. Pero también creo que a cada pueblo le toca vivir su proceso en la historia, y tal vez éste sea el de Cataluña. Tendrán que pasar muchos años más para que sanen sus heridas. ¡Gracias por compartir todo esto, Jorge!
Meritxell

Anònim ha dit...

Ciertamente, el debate que se creó el dia del homenaje a Bolaño ha podido llegar al lector y es mucha la gente que comparte la visión de que Bolaño mereceria algo més que una simple sala en una biblioteca, y me incluyo yo también en ésta reivindicación, però no en el sentido de dar su nombre a la biblioteca. Me explicaré. La intervencion de Jorge Morales respondió a una lógica firme y si él no hubiera hecho la pregunta seguramente la habría hecho alguna otra persona, dado que la mayoria de gente allí presente pensava lo mismo. También he intentado pensar en el otro lado, y creo que decir que la discriminación fue sólo por motivos nacionalistas es un argumento un poco reduccionista, en el sentido que la población de Blanes es mucho más diversa que esto. Yo no soy nacionalista, pero entiendo que Bolaño no ha sido el único que ha hablado de Blanes. Creo que el enfoque del alcalde y la actitud de los governantes del pueblo es equivocada, así cómo tampoco puedo saber qué habría pensado y querido el mismo Roberto Bolaño al respecto. También pienso que el simple hecho de escribir en castellano abre las puertas a la universalidad, y el escritor en catalan no tiene nada que hacer en este sentido. Por eso creo que dar un nombre de un escritor a una biblioteca, un lugar en el que los libros se juntan y bailan al mismo compás, es un error, sea el escritor que sea. No creo que esta sea la mejor forma de promocionar a alguien. Bolaño era un escritor fantástico, grandioso, esforzado, luchador, ciertamente mejor que Ruyra, y su nombre está dónde debe estar y aun le falta camino por recorrer, un camino que, vistas las pasiones que despierta, no dejará de avanzar, pero no necesita que se le ponga su nombre a una biblioteca para que la gente hable de él y compre sus libros. De él he leído casi todo, para mi es un referente, un ejemplo, pero creo que en las salas de una biblioteca todo el mundo es igual, y por eso creo que poner el nombre de un escritor u otro a una biblioteca es un error.

arturobelano ha dit...

Apreciado Anónimo, tu comentario está muy medido y es sincero. Pero creo que tu argumentación("decir que la discriminación fue sólo por motivos nacionalistas es un argumento un poco reduccionista, en el sentido que la población de Blanes es mucho más diversa que esto")tiene muy poco peso, por no decir que no dice nada. Parece claro que si Roberto Bolaño hubiese sido un escritor catalán (Robert Bolany), con toda esa obra escrita en catalán, le habrían dado su nombre a la biblioteca. Què hi farem? La cuestión no es si una biblioteca debe llevar nombre de alguien, sino que, lamentablemente, por encima de la consideración exclusivamente estética, por encima del amor a la literatura, al arte, siempre universal, por encima de esto se ponen otras apreciaciones.

Anònim ha dit...

arturobelano, entiendo tu comentario. Posiblemente, si algunas de mis palabras no significan nada para ti es porque no he sabido exponerlas como era debido. La coherencia de los textos, su orden y sus matices no es algo que se me de especialmente bien. Aun así, insisto en que aun y pensar que las razones por las cuales no se ha querido dar el nombre de Bolaño a la biblioteca son equivocadas, tampoco me consta que se haya insistido en poner un nombre de algun escritor catalan a la biblioteca. Yo, lo que estoy planteando, es otra visión del caso, ni blanca ni negra, sinó gris, si tu quieres. No puedo decir si Roberto Bolaño habría estado o no de acuerdo con esta polémica, pero mucho me da la impresión que a el, si le ponían o no su nombre a la biblioteca, le importaba un comino. Y lo digo con la certeza que esto no discute la indudable calidad de su obra gigantesca.

Pajarito Gómez ha dit...

Yo creo que a Roberto Bolaño quizás le habría dado mucha risa todo este embrollo y que luego nos habría enviado al carajo a todos, y hubiera continuado leyendo y escribiendo. El tema es que, lamentablemente, él falleció hace cinco años, dejando de herencia una obra tan importante y monumental. ¿Qué es lo que pasa entonces? Que ha sido muy feo que el ayuntamiento de Blanes le haya negado su nombre a la biblioteca, un detalle que no tuvo nada de caballeresco. Y si podía haber dudas de que el motivo de negar el nombre de Bolaño a la famosa biblioteca, fue porque Bolaño no era "de casa", sino un forastero, las despejó el mismo alcalde de Blanes, que abrió el acto de Homenaje a Bolaño, haciendo un homenaje a Ruyra, un autor que nació en el siglo XIX, y que su obra y trascendencia es reducida, incluso en el ámbito de la lengua catalana, pero es "de casa".
Esto es lo que levanta las polémicas, por un asunto de verguenza, de dignidad. De respeto incluso.
Y algo más, en Chile, país natal de Bolaño, se ha honrado con Premios Nacionales de Arte a varios catalanes: Josep Balmes, Roser Bru, gente que llegó escapando de Franco en el Winnipeg, barco alquilado por Neruda con fondos públicos chilenos, y que por cierto, zarpó de Blanes. Y luego, aquí en Blanes, a un chileno genial y universal como Bolaño, se le niega poner su nombre a una biblioteca, relegándolo a una salita.
¿Da vergüenza o no da vergüenza?

Rodrigo Díaz Cortez ha dit...

La patria de un escritor es su lengua, dijo un narrador que escribía en inglés o francés. ¿Dónde están los libros del homenajeado Ruyra? Le hubiese preguntado yo al Alcalde. Seguro que él mismo no ha leído un libro de ese autor, ni conoce a ese niño que a los diez años su madre dejó de llevarlo al médico porque creyó que ya era lo suficientemente "fuerte" para aguantarlo todo. ¿Qué libro de ese sudaca ocurre en Blanes? Debió preguntar el Alcalde al asesor de turno. Pues no lo sé, señor. Parece que ninguno. ¿Entonces cómo le vamos a poner su nombre a la biblioteca?
¿La patria de un escritor es su lengua? Ciertamente, señor alcalde, pero también es verdad que la patria de un escritor no es su lengua o no es sólo su lengua sino la gente que quiere. Y a veces la patria de un escritor no es la gente que quiere, como todos los presentes del homenaje, sino su memoria. Y usted, estimado Alcalde, seguramente tiene mala memoria, puesto que no recuerda ni siquiera dos de los libros de Ruyra que su asesor le buscó en Internet para presentarlo en su discurso, no, señores, aquí, en Blanes también tenemos escritores ilustres, como ese, ¿Cómo se llamaba? Claro, claro, Ruyra, señores, y aquí llevo un libro suyo, desempolvado recientemente, pero libro al fin y al cabo. ¡Aplausos!
Arturo Belano se partiría de risa. Sabe que alcaldes, gobernantes o escritores no necesitan que nadie les ensalce el oficio. Nos ensalzamos nosotros mismos. A menudo nuestra forma, señor alcalde, para que lo sepa, es maldecir la mala hora en que decidimos ser escritores, sobre todo cuando la memoria nos conduce a esta sala fantasma para recordar esa generación y ver que toda Latinoamérica está sembrada con los huesos de esos jóvenes olvidados. Yo he venido hasta aquí, señor Alcalde, a agradecerle su noble gesto, aunque yo hubiese preferido una sala más oscura, con unas ventanas hacia el vértigo, para que todos los que entren aquí se sintieran inquietos, escucharan su voz en el canto de un grillo o una gaviota. Gracias, señor Alcalde, muchas gracias por vuestra bondad. Espero que a esta sala asistan escritores tan insignes como el estimado Ruyra, debió ser muy majo, ¿no?, señor Alcalde. Por cierto, es verdad señor alcalde que la obra de Ruyra le cambió la vida? Es cierto eso que dicen que se le apareció en sueños y lo acunó con una melodía en catalán y que después le recitó dos poemas de ese Roberto Bolaño? Espero haya aplaudido vuestra generosidad y lo sacara a bailar cuando estuviesen solos, por supuesto, lejos de los asesores que le buscan información en Internet.

Rodrigo Díaz Cortez

Anònim ha dit...

Jo penso que criticar Catalunya i la llengua catalana és molt senzill, i més quan ningú de vosaltres he llegit Ruyra, perquè creieu que llegir en català és retrògrad i provincià. Us infleu la boca amb la universalitat, voleu que la gent parli de vosaltres, creeu ídols i penseu que reivindicar el nom d'un ídol per a una biblioteca és una acció supermoderna i super justa. Vosaltres que parleu de cultura, que defenseu la cultura, i que ni sou de Blanes ni res de res. Quin dret teniu tots vosaltres d'agafar i dir què és millor per Blanes o no? Què passaria si algú entrés a casa vostra i us digu´´es a partir d'aquell moment què heu de fer i què no? I si vosaltres us neguéssiu a acceptar les paraules de la gent que no és de casa vostra, què pensaríeu si aquesta gent de casa vostra s'enfadés per això i us comencés a atacar? Que senzill és criticar els catalans i la cultura catalana. Perquè no us critiqueu a vosaltres mateixos i intenteu entendre perquè teniu tan de ressentiment? És que no entenu res? Blanes no posarà cap nom d'escriptor a la seva biblioteca. En una biblioteca tots els escriptors i escriptores són iguals. Perquè no deixeu de crear-vos ídols i d'omplir-vos la boca amb les paraules de Roberto Bolaño?

Pajarito Gómez ha dit...

No se confunda amigo: Aquí nadie ha criticado ni la lengua ni la cultura catalana. Y si se fija, un poco más abajo , en este mismo blog hay, por ejemplo, un excelente artículo sobre la música de Cesk Freixas, cantautor en lengua catalana y que jamás ha ocultado sus vinculaciones con el independentismo catalán de izquierdas.
Y otra cosa, si Ruyra ha salido a ruedo en este baile, no fue porque queramos faltarle el respeto, fue porque sin tener nada que ver el alcalde de Blanes lo sacó a colación.
Por lo tanto, no cunfundir peras con limones, no confundir una crítica justa y razonada con un ataque a la cultura y lengua catalanas. Faltaría más... Y lo adjetivos retrógrados y provincianos los ha puesto usted, aunque el de "provincianos" a muchos sí que les cae justo. A muchos catalanes que aún a estas alturas de la historia andan cada día distiguiendo entre la gente "de casa" y la gente "de fora", como si no hubiera habido casi cien mil catalanes en Cuba, cien mil más en Mexico,y tantos miles en Chile, la Argentina, etc.

Teresa ha dit...

La política es lo que es; los provincianismos, los localismos son lo que son. Pero lo que yo me pregunto, es qué hacían algunos aceptando esa mendigada placa, qué es lo que hacían participando de ese acto institucional. Y otro tema sería el contemplar hasta dónde a Roberto Bolaño le interesaba o no que esa biblioteca - o una sala - llevara su nombre; por lo que sé ya tuvo ocasión de ironizar y mofarse sobre el tema.

Lo que sí sé es que el vacío que hubo no le hubiera gustado nada, la salvajada de que nadie nombrara a su madre, fallecida en la madrugada del mismo día.

Pues bien: A la memoria de Victoria Ávalos.

Victoria Ávalos y yo

En casi todo unidos pero más que todo
en el dolor en el silencio de las vidas
perdidas que el dolor suplanta con eficacia
en las mareas que fluyen hacia nuestros
corazones fieles hacia nuestros ojos infieles
hacia los fastos que prendemos y que nadie
entiende así como nosotros dos no entendemos
las carnicerías que nos rodean tenaces
en la división y multiplicación del dolor
como si las ciudades en que vivimos fueran
una sala de hospital interminable

Roberto Bolaño
La Universidad Desconocida

Anònim ha dit...

Si, fuimos aceptados en estos lugares y lo agradecemos con todo el corazón. Nosotros hubiéramos echo lo mismo y de hecho hoy aceptamos que todo el mundo entre en nuestro país y se pueda quedar, faltaria más. También los catalanes acogemos a todo el mundo, como a vosotros, por ejemplo. Además, criticáis el provincianismo, vosotros que os llenais de universalidad y ni siquiera os dais cuenta que estaís reivindicando el nombre de Bolaño para la biblioteca por el hecho de que vivió durante tantos años en Blanes, como uno más. Acaso no es provincianismo, esto? Si una persona de Blanes, que conoce y quiere a ester pueblo saca a la luz la figura de Ruyra, q los que no les gusta que se jodan. Dejen ya de utilizar el nombre de Bolaño para sus criticas, provincianos del carajo

Gissela ha dit...

Vaya! Vaya la que habéis liado con la dichosa SAla Bolaño. La burla de Rodrigo que hace del Alcalde es desmedida, eso todos lo sabemos. Las autoridades cumplen su función de burócracia y de aumentar las leyes prohibitivas en muchos ámbitos. Por ejemplo, a los miembros de la Academia Sueca, salvo raras excepciones, parece no interesarles la popularidad de un autor ni el prestigio que éste se ganó con su puño y letra. Si no consideran las afinidades políticas del candidato, dependiendo de qué lado soplan los vientos, se guían por el grado de complejidad de su escritura; mientras más compleja, mejor todavía. Por suerte existen quienes, sin haber sido distinguidos con el Premio Dinamita, son queridos y requeridos por los lectores de todo el mundo. Un Kafka y un Borges, por citar a dos de los mastodontes de la literatura universal, no recibieron este prestigioso premio y, sin embargo, gozan de fama y sus libros corren como chispas en un polvorín. Yo me quedo con las palabras conciliadoras de Teresa. Y también con lo que dijo Vila-Matas: "Blanes será conocida en el mundo porque aquí vivió Bolaño" (Ja!)

Anònim ha dit...

Se agradece a todos su participación en este pequeñito foro improvisado. Por lo menos ha servido para conversar con un poco de libertad, cosa que tanta falta en nuestra unidimensional sociedad contemporánea, no? Y es que son muy grandes las pasiones que ha levantado la obra de Roberto Bolaño...
Eso sí, pedimos disculpas a todos quienes se hayan sentido ofendidos y les invitamos a seguir participando y dejando sus comentarios.

Atentamente

Redacción Llop Ferotge

Anònim ha dit...

Y de que le sirve a Blanes ser conocido en todo el mundo? Por eso hay que homenajear a alguien? Os creeis que es necesario ser conocido en todo el mundo? Que la gente hable de ti y de tus maravillas? Si se quiere hablar de Bolaño que no se hable con razones estúpidas. Ojalá para los blandenses que no nos conociera tanto el mundo, viviríamos más tranquilos, os lo prometo.