dijous, 18 de desembre de 2008

Unas palabras sobre literatura islandesa


La Islandia literaria viene abanderada por las Sagas, textos escritos entre 1250 y 1400 que tratan sobre acontecimientos que tuvieron lugar alrededor del año 1000. La palabra islandesa “saga” significa, literalmente, “relato”, aunque “saga”, en el DRAE, aparece como “cada una de las leyendas poéticas contenidas en su mayor parte en las dos colecciones de primitivas tradiciones heroicas y mitológicas de la antigua Escandinavia”. Por este motivo, en ocasiones Islandia recibe el calificativo de “la isla de las sagas”.

Del año 874 datan los primeros asentamientos en Islandia. Hombres y mujeres procedentes de Noruega mantuvieron vivos relatos y poemas de contenido mitológico que los islandeses han conservado hasta hoy, y que se hubieran perdido inevitablemente si no hubiera sido por la escritura continua de libros en Islandia durante el período previamente mencionado. Este volumen de producción – que incluía mitología, poesía, etc. – es un legado de origen germánico que ha sido preservado, sobre todo, en libros islandeses. Asimismo, diversos autores comenzaron a escribir las Sagas, denominadas Íslendingasögur, en los siglos XIII y XIV. Entre ellas cabe destacar Njáls saga (Saga de Njál) y Egils saga (Saga de Egill), sobre el primer poeta islandés, además de brutal asesino, Egill Skallagrímsson.

Ya desde la Edad Media, Islandia ha preservado una rica tradición literaria de la que los islandeses se sienten especialmente orgullosos. Y en 1955 el país tuvo su momento de gloria cuando el escritor Halldór Kiljan Laxness recibió el Nobel de Literatura “por su vívido poder épico que ha renovado el gran arte narrativo de Islandia”; tal fue la justificación del comité. Algunas de las novelas de Laxness han sido traducidas al castellano.

Otros autores contemporáneos traducidos al castellano son Guðbergur Bergsson y su novela El cisne, una bella e inquietante historia sobre una chica de ciudad que pasa un tiempo en plena naturaleza islandesa. Bergsson es, además, un traductor prolífico del castellano (entre otros idiomas). Entre sus trabajos se encuentra la traducción al islandés de El Quijote.

Sjón es un autor islandés que ganó el Premio Nórdico de Literatura por su novela El zorro ártico, recientemente traducida al castellano.

Dentro de la poesía islandesa contemporánea, Ingibjörg Haraldsdóttir se alza como una de las escritoras más reconocidas, y también traductora del ruso y castellano, aunque no está publicada en España. (No obstante, aquellos que estén interesados, pueden ponerse en contacto con Laía Argüelles, traductora del poemario más importante de Ingibjörg Haraldsdóttir, La cabeza de la mujer, sin publicar).

Otros autores y libros disponibles en castellano son:

Edda menor, de Snorri Sturluson (1178-1239), poesía medieval y mitológica.
Las marismas, de Arnaldur Indriðason, el autor de novela policíaca más leído.
Gente independiente, de Halldór Laxness, considerada su obra más importante.
La saga de los habitantes de Eyr, saga islandesa de autor anónimo.
Ángeles del universo, de Einar Már Guðmundsson, también premiado con el Nórdico de Literatura. Narra la historia, conmovedora y tragicómica, de un hombre que sufre una enfermedad mental. El autor se inspiró en su propio hermano para esta novela.

Magnús Sigurdsson

3 comentaris:

J ha dit...

Agradecimientos a Laia Arguelles y Magnús Sigurdsson, autor del texto, por habernos enviado desde Reikiavyk esta interesante colaboración, a nuestro blog.
Sin duda, nos interesa mucho la literatura islandesa. Sus raíces son profundísimas en el tiempo, y nos habla de épocas y civilizaciones perdidas en los laberintos insospechados de la Historia.
Y reconocer el mérito de Islandia de haber salvado, como dice Borges, *la memoria de Germania", heredando para la humanidad un legado tan valioso.

Y vaya, como hemos recordado a Borges, y a modo de saludo para nuestros amigos Laia y Magnús, transcribimos su poema:

"En Islandia el alba":

Ésta es el alba.
Es anterior a sus mitologías y al Cristo Blanco.
Engendrará los lobos y la serpiente
que también es el mar.
Ya vio partir la nave que labrarán
con uñas de los muertos.
Es el cristal de sombra en que se mira Dios, que no tiene cara.
Es más pesada que sus mares
y más alta que el cielo.
Es un gran muro suspendido.
Es el alba en Islandia.


Un abrazo amigos...

Leonov ha dit...

Se agradece todo aquello que tenga que ver con Islandia.

Saludos...

Rosa ha dit...

Disiento sobre tu interpretación de la palabra "saga". Para mí, esta palabra sólo significa "historia", y ello, en todos los sentidos de esta palabra: ævisaga, heilsufarssaga, íslensk málsaga etc. están al lado de "skáldsaga" o de "fornsaga". De hecho, nunca he sabido por qué no puede decirse en castellano simplemente "Historia de Nial" o "Historia de Egil" (por cierto, aprovecho para reclamar que si Njáll se hispaniza en Nial, Egill también debiera hispanizarse en Egil, ¿no crees?.
¡Un abrazote! Rosa