dilluns, 20 de setembre de 2010

"Aprender a dibujar el viento", de Cristina Fernández.

Nacida en Blanes en 1984, "Aprender a dibujar el viento" es su primer poemario, publicado gracias a haber ganado el Premio Rei en Jaume de Poesía en castellano 2009. Un libro viaje, un libro búsqueda, un libro de encuentro y de reafirmación con la escritura. En él se reúnen poemas escritos en los últimos cinco años ordenados en cinco partes que tienen una entidad propia cada una de ellas y que al mismo tiempo conforman un todo. El viento transcurre por todas ellas pero con intensidades muy distintas y adopta muchas formas. El viento es él, el amado ausente; el viento es una fuerza imparable, invisible e incontrolable que da sentido y configura, que erosiona la forma que toman las palabras. El viento es todo lo que se escapa, todo lo que la voz poética quiere atrapar en un intento último de rescatarse a sí misma a través de la escritura.

En Girona, tendremos la ocasión de escuchar a Cristina Fernández compartir su poesía, en la próxima Nit Poètica del Llop Ferotge, de este próximo jueves 23 de septiembre en el Babel.

"Aprender a dibujar el viento" se encuentra disponible también en Girona en la librería Geli. A continuación, ofrecemos una breve muestra de su trabajo poético:

"Aprender a dibujar el viento. Revelar cada uno de los secretos de la arquitectura del silencio. Ella ha elegido esta forma tan elegante y refinada de mentirte, lector. Lo comparte contigo por dos motivos: porque no te lo mereces y porque no vas a entenderlo. Disfruta entonces del segundo en vilo antes de volver a caer a la realidad. No sabes cuánto puede tardar en llegar el próximo temporal."
Sirag Nabih
Yo
quería ser el mar
y por eso he querido dibujar el viento
lo que se escapa
porque la escritura es lo que se escapa
lo que no está en las manos
lo que no está en el papel


Lector
mientras lees
el viento se desliza
entre la niebla densa de un bosque
pero no es él
quien mueve las cosas de lugar


Solo de guitarra
la soledad de las seis cuerdas
sin guitarra
será como la mía
cuando no estén
las manos que las tocaban
las manos que las tocaban


En blanco
no voy a llenar páginas en blanco
con tu nombre
voy a dejarlas en blanco
con tu ausencia


Equivocarse
no
eso no es equivocarse
equivocarse es
utilizar una cuchilla de afeitar
para lavarse los dientes

http://aprenderadibujarelviento.blogspot.com/


1 comentari:

T ha dit...

Enhorabuena! Hermosos poemas!