dimecres, 30 d’octubre de 2013

La cuenta atrás: Un poema de Albert Compte



Los suburbios de París arden en llamas,

los bárbaros han tomado la calle,

la porra del gendarme compite con la piedra

del arroyo y el cóctel molotov del extranjero.

Bajo los adoquines ya no se hallan las playas

sino el puñado de tierra que se le echa al poder.


Mientras tanto, en Castilla y la Mancha

se ha editado y distribuido gratis en colegios

de monjas y en institutos laicos un manual

ilustrado de instrucciones para masturbarse

destinado a las niñas y jovencitas de 11 a 18 anos,

todas para una y una para todas, tan amigas,

mutuamente mejor que solamente, tan ricamente

mejor un trio que un dueto, un cuarteto ya la hostia-.

La Cope ha montado en cólera, los custodios vaticanos

han mandado los herejes a galeras, y el manual

de instrucciones para un orgasmo ha sido retirado

con un perdón, metimos la lanza, muy manchego.
 
Un minuto de silencio

en memoria de Safo y la isla escondida de Lesbos.

En España anda suelto Felipe V metido en una botella.


Los cerezos del Pirineo están floreciendo en noviembre,

los huracanes han agotado ya todas las letras del abecedario,

los terremotos prodigan sus grietas y los volcanes extienden

la alfombra de su magma. Y no hablaremos de maremotos,

porque nos pondremos ya a llorar amargamente.


Mientras tanto, en Europa aletea el cuervo negro de la fiebre aviaria,

los laboratorios farmacéuticos bailan la Macarena.

En el despacho oval de la Casablanca, el llanero solitario

cabalga a lomos de su yegua Paranoia, reza a su dios de los ejércitos

para que se cumpla la justicia.


Cualquiera diría que algo pasa en el planeta, no es normal

que los cerezos florezcan la noche de todos los santos, la florida

noche de los muertos timoratos.
                                                                                                 (4 de noviembre de 2005)

ALBERT COMPTE

(Barcelona, 1960-2007) Co-fundador del llop ferotge. En vida publicó las novelas El crit de l'ornitorrinc y El cor de la carxofa. Póstumamente, aparecieron Locus Evelinus (nº6 de nuestra colección literaria) y El Romancero Goliardo.

Este poema pertenece al libro inédito Un atardecer lluviado.