dilluns, 3 de febrer de 2014

99 Apuntes poéticos para el resto del siglo, por Bruno Montané Krebs

 

1. No hay que definir qué es la poesía. 2. La poesía define su búsqueda gracias al rastreo del poema y a su encontronazo con el mundo. 3. La redención del poeta es su perdición. El éxito que nunca llega es un regalo con un millón de dientes. 4. El poema se activa con una rara constancia y una salvaje continuidad. 5. El poema es un oxímoron con cráneo, patas y corazón. 6. El poema es el pasado que ruge, es el poso en el pozo universal. 7. El poema es puro fragor. 8. El poeta es el silencio abrasado por la luz del relámpago. 9. El poema es la fogata encendida en lo alto de un iceberg. 10. El poema es una lista de dudas y deudas con la especie. 11. El poema debe dialogar con lo incierto, con el vacío y la muerte. 12. El poema conversa –aterido– con la ausencia. 13. El poeta ríe y continúa su escritura. 14. El poeta calla, cae y se levanta. 15. El poeta se despista, se difunde, se difiere. 16. El poema es el Minotauro y el poeta su Teseo (su deseo). 17. La estratigrafía del poema debe sudar ante el futuro. 18. El poema debe temblar frente al rumor de la sangre. 19. El poema tiene que saber caminar por los senderos perdidos. 20. El poeta debe dejar que los pájaros se coman las migas extraviadas en el bosque de la poesía. 21. Escribir poesía es corregir el silencio. 22. El poeta silba en la noche del desierto. 23. El poema tiene que ser una planta carnívora. 24. El poema no aspira a un programa (sólo escucha los que dan en la radio). 25. El poeta debe encarnar el espíritu de las canciones desconocidas. 26. Por supuesto, que quede claro, poetas somos todos (esa interminable canción desnuda). 27. El poeta debe escribir listas imposibles (como ésta). 28. El poema vive de un aliento inevitablemente colectivo: 1 + El Infinito = El Infinito + Uno. 29. El poema es un animal y el poeta su jaula. 30. El poema es un plagio de carne y hueso, su mejor rima es la inmolación de la métrica del universo. 31. El poema es contar y respirar. Repitamos, el poema es de carne y hueso. 32. El poeta selecciona metiendo la mano en la mente y en la vida, el poema canta la nota áurea y el escupitajo fosforescente. 33. No hay números mágicos para el poema o, dicho de otro modo, el poema es el único número mágico. 34. El poema es sed y hambre, sangre y semen. 35. Las propuestas aquí esbozadas pueden ser casi mudas, soterradas, clandestinas, ésa sería su mejor condición. 36. Un poema es una lengua única. 37. No hay salvación para el poema, tampoco para el poeta. 38. Un poema cada día, cada hora, cada minuto, cada segundo. Un poema cada siglo. 39. La vida, un poema que se irradia. 40. Parafraseando al poeta de la calle Tallers, el poema debe ser una herramienta que hundimos en el ojo de Dios. 41. El poeta debe ser una sombra en un atardecer opaco. 42. El poeta es el humilde Doctor Psiquis. 43. El poeta bajado del Olimpo, a ritmo de chachachá, hace rato que se aburrió del Limbo. 44. El poeta es el portero de Otro Infierno. 45. El poeta siempre escribe en la nave de las posturas indiscernibles. 46. El poema no es la voz de la especie, sólo es una especie de voz que asoma entre las piedras o espera tras el oído interior. 47. El poeta debe narrar el latido de los sucesos y debe cuidarse de las revelaciones que niegan la potencia y rara generosidad de las voces oscuras y mesiánicas. 48. Si es que hay un Mesías, sólo será la poesía. ¿Por qué? Porque rima por una micro eternidad. 49. El poeta es el geólogo en la sala de lecturas del magma ígneo. 50. El poeta es el geómetra de las tardes interminables. 51. Escribir el poema es buscar la palabra en el poema y en la vida, ya lo dijo Matusalem. 52. El programa de la poesía es no tener programa, sin embargo durante el resto del siglo habrá que ser sutilmente fenomenológicos y brechtianos. 53. Un poema es el hacha que se hunde en un mar de libros podridos. 54. Kafka, Marx, Emily Dickinson, Mario Santiago, los únicos poetas. 55. El poema es el agrimensor frente al castillo en llamas. 56. El poeta es el cronista social de un tiempo diferido. Siempre se tarda en saber si su obra acabó dando en el clavo. 57. El silencio es el mago del poema; el ruido, su hermano; la canción, su reina en llamas. 58. Tú y yo somos el Club de los Poetas Desconocidos. 59. La poesía debe ser política, el poema debe ser político; la política debe dejar de ser el perro atado a la cola de la economía. 60. La poesía debe ser un responso por los señores K, los raros hijos de Kafka y Brecht. 61. La poesía es un pensamiento con una rara precisión musical. 62. La poesía es el misterio de la historia.63. El poema es el testimonio de los gestos irreconocibles. 64. La poesía es la única Medusa. 65. La poesía es la predicadora, el poema es el maestro. 66. El poema es lo que queda después de habernos sumergido en la poesía –ya lo habrá dicho alguien–. 67. Ningún tiempo es propicio para hacer listas que hablen de la poesía. Una lista de imágenes que arden en el centro de nuestro cerebro. 68. El poema le debe todo a aquellos poemas que el poeta no ha leído. 69. El poeta duerme despierto, el poeta es el centinela de todos los sueños. 70. El surrealismo tiene que volver a la clandestinidad (Bolaño dixit). 71. Sin duda, la poesía surge de una interminable y activa clandestinidad. 72. La paradoja de la poesía vendría a ser su opaca notoriedad. 73. La economía como poesía incumplida. 74. El poema como programa económico. 75. El poema es el pez rojo, siempre. 76. El poema inflama la caja de Pandora. 77. El tiempo aspira a detener el poema mediante la poesía. 78. El poema como héroe propiciatorio. 79. El poema como leyenda de sí mismo: un agujero negro. 80. Un poema puede ser la prueba absoluta de la irremediable efectividad del silencio. 81. Una aclaración: El diálogo establecido entre estos apuntes tiene que ser contradictorio y, cómo no, complementario. 82. El poema siempre será la tortícolis de la poesía. 83. El poeta es el guardián del bosque (Teillier dixit). 84. La poesía es la prueba de la existencia del vértigo de la relatividad. 85. La poesía es un rumor neuronal y carnívoro. 86. La poesía antes de la vida, una idea terrorífica. 87. El poeta no piensa, escribe –esto, sin duda, da pie a interpretaciones chistosas–. 88. La poesía es la tataranieta de La Esfinge. 89. Poesía es una tarde en la Merzbau de Kurt Schwitters. 90. Un poema es una siesta junto a un saguaro (carnegiea gigantea). 91. El poema sonríe bajo el árbol del fuego (brachychiton acerifolius). 92. El poema, claro que sí, tiene que llorar: “reír y llorar / reír y llorar”. 93. El poeta es el lento realizador de las promesas eternamente incumplidas. 94. El poeta es el cartógrafo de los deseos que cuelgan al bordedel abismo. 95. El poema es un pájaro en el brocal del Infinito. 96. El poema: colección de imágenes, indolente y hermosa música. 97. Un poeta: el irremediable trasunto de cualquier otro poeta –dígase lo mismo para el poema–. 98. El poema es la fábrica de E Futuro. 99. Sin enfatismo, repitamos: “El/la poeta somos tod@s”.

Publicado originalmente por Pezbanana.net en junio de 2013